sopa de queso nicaraguense

Sopa de Queso Nicaragüense

La Sopa de Queso Nicaragüense es un plato tradicional y emblemático de la gastronomía de Nicaragua, especialmente popular en la región occidental del país. Es una sopa cremosa y reconfortante, conocida por su textura suave y su sabor distintivo, el cual proviene de la combinación de queso local fundido, crema y una base de caldo generalmente enriquecido con vegetales.

La base de la sopa se prepara con una mezcla de leche y caldo de pollo o verduras, a la que se le agregan ingredientes como cebolla, ajo, y especias para aportar sabor. El elemento característico de esta sopa es el queso, típicamente un queso centroamericano que se funde bien y aporta una textura elástica y suave al plato. Además, se suele añadir crema para darle una consistencia más rica y cremosa.

La Sopa de Queso Nicaragüense se sirve caliente, a menudo adornada con crutones o trozos de tortilla frita, y se disfruta como plato principal o como una entrada reconfortante en los días de Semana Santa. Este plato no solo destaca por su sabor, sino también por ser una muestra del amor por los lácteos y la preferencia por las sopas cremosas en la cocina nicaragüense.

Contenido

Ingredientes para Sopa de Queso Nicaragüense (4-6 personas)

  • 1.5 litros de agua
  • 1 cebolla, cortada en trozos grandes
  • 6 dientes de ajo, triturados
  • 2 tomates, cortados en cuartos
  • 2 chiltomas (pimientos), cortados en trozos
  • Un ramillete de hierbabuena, para un toque fresco y aromático
  • 1 libra de masa de maíz, el corazón de nuestras tortitas
  • 2 tazas de queso seco rallado o cuajada fresca, para ese sabor auténticamente nicaragüense
  • 1 huevo, ligeramente batido
  • Achiote al gusto, para dar color y sabor
  • Sal al gusto
  • 1/2 litro de leche
  • 4 onzas de crema, para dar cremosidad
  • Jugo de naranja agria al gusto, para un toque cítrico
  • Aceite, suficiente para freír

Preparación Paso a Paso

  1. Cocina los Vegetales: En una olla grande, pon a hervir el agua junto con la cebolla, ajo, tomates, chiltomas y hierbabuena. Deja que todo hierva durante 5 minutos para que los sabores se fusionen.
  2. Prepara la Masa: Mientras tanto, toma la masa de maíz y mézclala con el queso o cuajada, el huevo, el achiote y una pizca de sal. Integra bien hasta obtener una mezcla homogénea. Reserva una taza de esta mezcla y dilúyela en la leche.
  3. Combina la Masa con el Caldo: Después de los 5 minutos de hervor, retira las verduras de la olla (puedes picarlas y reservarlas para agregar al final si prefieres). Añade poco a poco y sin dejar de remover la masa diluida en la leche. Espera a que hierva nuevamente.
  4. Incorpora la Crema: Toma un poco de la sopa caliente y mezcla con la crema para temperarla. Luego, incorpórala a la sopa, moviendo enérgicamente para integrar bien. Añade el jugo de naranja agria, ajusta el punto de sal y deja hervir todo 4-5 minutos más.
  5. Ajusta la Textura: Si prefieres una sopa menos espesa, añade un poco más de agua y ajusta de nuevo los sabores, tanto la sal como la acidez.
  6. Prepara las Tortitas o Rosquillas: Con la masa restante, forma pequeñas tortitas o rosquillas según tu preferencia. Fríelas en aceite caliente hasta que estén bien cocidas, doradas y crujientes.
  7. Sirve y Disfruta: Sirve la sopa caliente y acompaña con las tortitas o rosquillas fritas. Disfrutar de este plato es sumergirse en una tradición nicaragüense llena de sabor y calor de hogar.

Valor Nutricional Aproximado de la Sopa de Queso Nicaragüense (por porción)

Los valores nutricionales pueden variar según los ingredientes específicos y las cantidades utilizadas, pero aquí tienes una estimación aproximada por porción (asumiendo 6 porciones por receta):

  • Calorías: 300-450 calorías.
  • Proteínas: 10-15 gramos, provenientes principalmente del queso y la masa.
  • Grasas: 15-25 gramos, dependiendo del tipo de queso y la cantidad de crema usada.
  • Carbohidratos: 20-30 gramos, la mayoría proviene de la masa y los vegetales.

Alternativas para una Receta Más Saludable

  1. Queso Bajo en Grasa: Opta por un queso bajo en grasa o un queso fresco más ligero para reducir la ingesta calórica.
  2. Leche y Crema: Usa leche desnatada y una crema baja en grasa para reducir la cantidad de grasa sin sacrificar la textura cremosa.
  3. Aceite: Minimiza la cantidad de aceite al freír las tortitas o rosquillas, o considera hornearlas en lugar de freírlas para obtener una opción más saludable.

Recomendaciones al Cocinar

  1. Controla la Temperatura: Cocina a fuego lento para evitar que la leche o la crema se corten y para permitir que los sabores se fusionen bien.
  2. Consistencia de la Sopa: Si la sopa queda muy espesa, ajusta añadiendo un poco más de leche o caldo. Si queda muy líquida, puedes añadir un poco más de masa diluida para espesarla.
  3. Añadir la Crema: Para evitar que la crema se corte al añadirla a la sopa caliente, puedes temperarla primero mezclando un poco de sopa caliente con la crema y luego añadiendo esta mezcla a la sopa.

Maridaje y Presentación

Para llevar tu Sopa de Queso Nicaragüense al siguiente nivel, considera lo siguiente:

  • Maridaje: Acompaña tu sopa con un vino blanco ligero o una cerveza rubia suave para complementar los ricos sabores del queso y la crema.
  • Presentación: Sirve tu sopa en un cuenco precalentado y decora con un poco de hierbabuena fresca o cilantro picado. También puedes añadir un toque de color con unos cuantos granos de maíz tostado o unas rodajas de aguacate.

Con estos consejos, podrás disfrutar de una Sopa de Queso Nicaragüense más saludable sin sacrificar su delicioso sabor y tradición. ¡Buen provecho!

Go up

Este Sitio usa Cookies Conoce Mas