los mantudos en nicaragua

La Fascinante Tradición de Los Mantudos en Nicaragua

En la pintoresca tierra de Nicaragua, entre las ciudades de Chinandega, Chichigalpa y León, se encuentra una tradición única que ha perdurado durante generaciones: Los Mantudos.

Esta danza tradicional de profundo significado religioso se celebra en honor a San Pascual Bailón en Chinandega y a la Santísima Virgen de Guadalupe en León.

En este artículo, te invitamos a adentrarte en el mágico mundo de Los Mantudos y descubrir cómo esta colorida tradición sigue cautivando a quienes visitan Nicaragua.

Contenido

Los Mantudos en Chinandega: Un Tributo a San Pascual Bailón

la tradicion de los mantudos de nicaragua

El 17 y 18 de mayo de cada año, la ciudad de Chinandega se llena de vida para honrar a San Pascual Bailón con la danza de Los Mantudos. Esta tradición comenzó en 1862 en la comarca "San Benito", cuando la familia Mejía inició el "baile del Mantudo". Con el tiempo, más danzantes se unieron, y así nació el baile de Los Mantudos.

Durante estas festividades religiosas, la danza es interpretada por devotos promesantes. Los promesantes son miembros de la comunidad católica que tienen la responsabilidad de organizar y participar activamente en la danza. Durante la vela y procesión de San Pascual Bailón, los promesantes danzan al son de los Chicheros, creando una atmósfera de devoción y alegría.

Los Personajes de Los Mantudos

Una de las características más distintivas de Los Mantudos son los personajes que participan en la danza. Destacan siete diablos, incluyendo al "Diablo Mayor" y a seis "Diablillos". Estos personajes representan las siete legiones de demonios que tentaron a San Pascual Bailón, según la tradición popular. Además de los diablos, no hay un límite en el número de participantes, lo que hace que Los Mantudos sean una celebración comunitaria y diversa.

Vestimenta y Música

La vestimenta de Los Mantudos es un reflejo de la creatividad y el gusto personal de cada promesante. Sin un patrón establecido, cada uno elige sus prendas, lo que resulta en un despliegue de colores vivos y diseños únicos. Entre las piezas de vestuario más notables se encuentran los sombreros de palma, los mantos adornados con piedras brillantes, las camisas, los pantalones raídos y los calcetines altos de color rojo.

La música que acompaña a Los Mantudos es interpretada por filarmónicos o chicheros. Los sones populares como el "Son de San Pascual" y "La Cuchara Panda" llenan el ambiente, mientras que instrumentos como el bombo, el redoblante, los platillos y otros de viento contribuyen a la vibrante melodía.

Durante la danza, los jucos y chischiles acompañan las coplas que los mantudos entonan, algunas dedicadas al santo y otras para divertirse y burlarse de ciertas personas.

Te Puede Interesar:

La Gigantona y el Enano Cabezón
Baile del Toro Huaco
Tradiciones de Nicaragua

Los Mantudos en León: Un Tributo a la Santísima Virgen de Guadalupe

En la ciudad de León, Los Mantudos cobran vida cada 12 de diciembre en honor a la Santísima Virgen de Guadalupe. Esta variante de la tradición es una manifestación folclórica autóctona de la comunidad indígena de Sutiava y representa una expresión de protesta y burla contra el dominio español durante la colonización.

El Grupo de Mantudos en León

El grupo de Mantudos en León está compuesto por catorce personajes, cada uno con un papel distintivo en la danza. Entre ellos, destacan el Galán y la Dama, quienes, con sus máscaras, reflejan rostros de tipo español. Estos personajes simbolizan la influencia de la colonización española en la región y actúan como protagonistas en la celebración.

Por otro lado, los Soldados son doce en total y llevan máscaras que ocultan sus rostros, con colmillos que asoman por la boca, representando así la figura del diablo. Esta representación popular de la faz del diablo refleja la resistencia indígena y la lucha contra la opresión colonial española.

Cada uno de los Soldados aporta su propia personalidad a la danza, lo que añade una capa de complejidad y diversidad al espectáculo.

Origen y Significado de la Celebración

La tradición de Los Mantudos en León tiene sus raíces en la comunidad indígena de Sutiava, una población que vivió los desafíos y la opresión impuesta por la colonización española. La danza de Los Mantudos es una manifestación folclórica autóctona que surgió como una expresión de protesta, burla y repudio hacia el dominio español.

El 12 de diciembre, el grupo de Mantudos se reúne en la casa del Mayordomo, un rol de gran importancia en la organización de la festividad. Desde allí, inician un desfile hacia la plaza del templo de Guadalupe, donde la celebración cobra vida. A lo largo de los días siguientes, Los Mantudos continúan sus representaciones en diferentes casas de la comunidad, marcando así 12 días consecutivos de celebración.

La Vestimenta de Los Mantudos en León

La vestimenta de Los Mantudos en León es una mezcla de color y tradición. Cada personaje elige su atuendo, lo que resulta en una diversidad de estilos y colores. Algunos de los elementos más destacados incluyen:

  1. Sombrero de Palma: Los Mantudos llevan sombreros de palma decorados con tela de colores vivos. La parte frontal del ala del sombrero suele estar recogida hacia arriba y adornada con espejos, flores y cintas en la parte de atrás.
  2. Manto o Capote: Un capote colorido cuelga por la espalda de los Mantudos, llegando hasta debajo de las rodillas. Está adornado con piedras brillantes, lo que le confiere un aspecto llamativo y festivo.
  3. Camisa y Pantalones: Los Mantudos visten camisas de mangas largas y pantalones raídos. Estos elementos del atuendo a menudo reflejan la modestia y la resistencia ante la adversidad.
  4. Juco y Chischil: El juco es una jícara o calabazo forrado con cuero de cerdo, que contiene una varilla acerada en su interior. Al rasparla, emite un sonido seco que acompaña la danza. El chischil, por otro lado, es una sonaja que se utiliza junto con el juco para generar un ritmo festivo.

La Música de Los Mantudos en León

La música que acompaña a Los Mantudos en León es una parte esencial de la celebración. Se ejecuta al son de filarmónicos o chicheros, quienes interpretan sones populares relacionados con la festividad. Algunas de las melodías más emblemáticas incluyen el "Son de San Pascual" en compás de 4/4 y "La Cuchara Panda" en compás de 3/4.

Los instrumentos utilizados varían desde el bombo, el redoblante y los platillos hasta instrumentos de viento como la trompeta, el saxofón, el trombón, el clarinete y la tuba. Además, los jucos y chischiles se unen a la música para acompañar las coplas que los Mantudos cantan durante la danza.

Estas coplas pueden hacer referencia al santo, a la festividad o incluso dirigirse de manera humorística a ciertas personas, añadiendo así un toque de diversión y sátira a la celebración.

los mantudos de san pascual bailon

Coplas de Los Mantudos en León y Chinandega

Señor San Pascual
Te bailo en este son (bis)
Mañana vamos a la procesión
A que nos eches tu bendición (bis)

Señor San Pascual
Te bailo en esta mesa (bis)
Yo todos los años
Pago mi promesa (bis)

Señor San Pascual
Te vengo a decir (bis)
Que hasta que me muera
Dejo de salir (bis)

Sumérgete en la Tradición de Los Mantudos en Nicaragua

Los Mantudos son mucho más que una danza tradicional; son un reflejo de la rica historia y la diversidad cultural de Nicaragua. Desde Chinandega hasta León, esta tradición religiosa ha perdurado durante siglos, brindando a los visitantes una experiencia única y cautivadora.

Ya sea que desees presenciar la devoción a San Pascual Bailón o explorar la protesta y la burla contra la colonización española, Los Mantudos te ofrecen una ventana fascinante a la cultura de Nicaragua. Así que, cuando visites este hermoso país, no te pierdas la oportunidad de sumergirte en la magia de Los Mantudos y ser testigo de una tradición que ha resistido el paso del tiempo

Te Puede Interesar:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Go up

Este Sitio usa Cookies Conoce Mas